lunes, 28 de octubre de 2013

GÉNESIS CULTURAL

Hace 23 años atrás, un 26 de octubre de 1990, nacía en Tupiza un grupo cultural, con algún sesgo parroquial, denominado Génesis dentro del cual se desarrollaron una serie de manifestaciones que hoy recuperamos, pese a la actual inexistencia del mismo. Esta agrupación estaba a cargo de Nery Cabrera y Ernesto Villena quienes establecieron los principales lineamientos del mismo, contando con un importante número de integrantes de varias generaciones y que con el paso de los años iba aumentando su complejidad. En primera instancia hay que hablar del fin que se buscaba dentro de esta agrupación, el cual era la preparación de una, o varias, generaciones de adolescentes y jóvenes con un perfil personal el cual sea capaz de liderar diferentes espacios donde la cultura sea una transversal prioritaria. En ese sentido, se realizaba reuniones y actividades permanentes, y programadas, donde se iba trabajando estas características necesarias para construir ese perfil de servicio a la comunidad con sentido crítico y con una carga de valores coherentes y complementarios para este cometido.

            El Grupo Génesis tenía entre sus principales líneas de trabajo la danza y el teatro que se desplegaban durante todo el calendario anual y los principales escenarios para su ejecución eran espacios parroquiales y entradas locales y nacionales, como ser las de carnaval. Como un primer aspecto, el teatro se convirtió en una característica fundamental posiblemente siguiendo el derrotero heredado por Nuevos Horizontes para seguir potenciando al arte local con el paso de generación en generación continuando con esta tradición que recorría por más de cincuenta años en Tupiza. En esta línea, existieron una serie de anécdotas que podrían ingresar en un amplio libro de crónicas culturales, con el pendiente de una amplia publicación respecto de esta gesta cultural. Por el otro lado, estaba la danza donde la principal representación era realizada en una estilización del baile de las anatas al igual que la rueda chicheña, especialmente. Así se considera que la presentación de Génesis en las entradas de carnaval fue determinante para volver a posicionar este baile regional en Tupiza el mismo que se encontraba mermado con el paso del tiempo y con riesgo de su extinción en la urbe. Así, en torno a estas dos actividades culturales se iba recorriendo el paso de los años formando a varias generaciones con el comprometido apoyo de las familias, siendo un referente de alternativa grupal juvenil por todas sus particularidades.

            El año 2000 se cumplió el décimo aniversario del grupo y se lo celebró con una serie de actividades relevantes donde sobresalió el encuentro entre las varias generaciones que habían pasado en ese tiempo. Sin embargo, este aniversario también fue el comienzo de la debacle porque algunos años después se disolvió cuando se encontraba en curso de la constitución del Centro Cultural Génesis con un nuevo perfil que trascienda a lo que hasta ese tiempo había sido el Grupo Génesis. De esta forma, una agrupación importante y bien estructurada de Tupiza cumplió su ciclo de servicio a adolescentes, jóvenes y familias; al igual que de la cultura chicheña que iba madurando progresivamente y que por algunas diferencias entre integrantes y generaciones acompañadas por el mismo proceso natural, obligó a cesar en las actividades que habían superado la década de trabajo permanente con la cultura del sur del país. Del objetivo planteado para la formación de un perfil personal de sus integrantes se puede encontrar una diversidad de formas y caracteres actuales, pero se rescata que un importante número ha quedado con este compromiso con la cultura y el devenir de la región lo cual se viene trabajando en la actualidad. Por otra parte, pese a lo sucedido la comunidad establecida dentro de este espacio sigue vigente por lo cual está pendiente un trabajo unificado para poder hacer realidad esta retribución hacia la tierra por parte de lo que un día fueron integrantes de este espacio cultural. Este 26 de octubre, Génesis hubiera cumplido 23 años, en los cuales queda saludar nuevamente este importante proyecto planificado a largo plazo por sus ideólogos y fundadores otorgando un cimiento fundamental a la denominada Capital Cultural de la Juventud la cual actualmente se encuentra en la disyuntiva por continuar con este título.

No hay comentarios: